Muchas veces conocemos las medidas de los neumáticos que monta nuestra moto, pero en ocasiones, no sabemos lo que significan todos estos datos. A continuación voy a intentar explicarte con detalle qué significa cada uno de ellos.

Y para ello, voy a utilizar como ejemplo, las medidas de los neumáticos que monto en mi BMW R1200GS del 2005.

Delantero: 110/80 R 19 59 V

Ancho Serie Construcción Diámetro interno Indice de carga Indice de velocidad
110 80 R 19 59 V

Trasero: 150/70 R 17 69 V

Ancho Serie Construcción Diámetro interno Índice de carga Índice de velocidad
150 70 R 17 69 V

Ancho

Corresponde a la anchura del neumático en mm. En nuestro ejemplo, el neumático delantero tiene 110 mm de ancho y el trasero 150 mm.

Serie

Indica la serie del neumático, es decir, la relación entre la altura del flanco y la anchura de la sección del neumático. En este ejemplo, la altura del flanco en el delantero equivale al 80% de la anchura del neumático, mientras que en el trasero es el 70%.

Cuanto menor es la relación, más bajo es el flanco.

Nota: cuanto más bajo es el flanco, mejor es la adherencia en curva; sin embargo, la conducción es menos cómoda.

Construcción

Hace referencia a la construcción interna del neumático. R indica que la construcción es «radial». En la actualidad, casi todos los neumáticos que están en circulación son de construcción radial. Esto significa que los cables textiles de la carcasa atraviesan el neumático de un reborde (denominado también «talón») al otro.

Diámetro interno

Se trata del diámetro interno del neumático o, dicho de otro modo, de la altura de la llanta. Este diámetro se expresa en pulgadas. Así pues, en nuestro ejemplo el diámetro es de 19 pulgadas para el delantero y 17 pulgadas para el trasero.

Índice de carga

Esta cifra indica la carga máxima que el neumático puede soportar cuando está inflado a la presión máxima de seguridad. En mi ejemplo, esto no significa que el neumático delantero pueda soportar 59 kg, sino que el índice es de 59. Es necesario acudir a una tabla de correspondencias que determine la carga en kg correspondiente.

Indice de carga Peso Indice de carga Peso Indice de carga Peso Indice de carga Peso
20 80 55 218 79 437 101 825
22 85 58 236 80 450 102 850
24 85 59 243 81 462 103 875
26 90 60 250 82 475 104 900
28 100 61 257 83 487 105 925
30 106 62 265 84 500 106 950
31 109 63 272 85 515 107 975
33 115 64 280 86 530 108 1000
35 121 65 290 87 545 109 1030
37 128 66 300 88 560 110 1060
40 136 67 307 89 580 111 1090
41 145 68 315 90 600 112 1120
42 150 69 325 91 615 113 1150
44 160 70 335 92 630 114 1180
46 170 71 345 93 650 115 1215
47 175 72 355 94 670 116 1250
48 180 73 365 95 690 117 1285
50 190 74 375 96 710 118 1320
51 195 75 387 97 730 119 1360
52 200 76 400 98 750 120 1400
53 206 77 412 99 775
54 212 78 425 100 800

Índice de velocidad

Indica la velocidad máxima a la que se ha certificado que un neumático puede soportar una carga con total seguridad. Los índices de velocidad van de la A (el más bajo) a la Y (el más alto), con una excepción: la H está situada entre la U y la V. Como en el caso del índice de carga, cada letra corresponde a un equivalente en km/h:

Indice de velocidad Velocidad en Km/h Indice de velocidad Velocidad en Km/h Indice de velocidad Velocidad en Km/h
A1 5 D 65 Q 160
A2 10 E 70 R 170
A3 15 F 80 S 180
A4 20 G 90 T 190
A5 25 J 100 U 200
A6 30 K 110 H 210
A7 35 L 120 V 240
A8 40 M 130 ZR >240
B 50 N 140 W 270
C 60 P 150 Y 300

Una de las principales cualidades de un neumático para moto es la adherencia al suelo para que vele por nuestra seguridad en la carretera. Una buena adherencia nos puede salvar la vida ya que tiene que evitar que la rueda se bloquee al frenar en seco, no patinar y no derrapar en las curvas y cambios de dirección.

La adherencia específica de un neumático depende de dos factores principales:

La composición química

Fabricados en gran parte con caucho aunque también incluye numerosos compuestos o elementos químicos como el sílice por ejemplo. La composición exacta de los neumáticos es un secreto guardado con recelo por los fabricantes.

Se habla en general de “gomas blandas” y de “gomas duras” para distinguir la adherencia de diferentes neumáticos. Una goma blanda ofrece intrínsecamente mayor adherencia que una goma dura.

La temperatura

A cada neumático le corresponde un rango de temperaturas de funcionamiento óptimo. Cada neumático ofrece una adherencia máxima a una temperatura, o en un rango de temperaturas determinada. La adherencia aumenta con la temperatura del neumático hasta una adherencia máxima y luego disminuye (a menudo al mismo tiempo que el neumático lo hace) si la temperatura continua aumentando.

La temperatura de un neumático aumenta en función de los esfuerzos mecánicos a los cuales está sometido: rodar, acelerar, frenar, tomar curvas.. En general, los neumáticos blandos tienen una temperatura de funcionamiento más elevada que un neumático de goma dura y necesitan más tiempo para aumentar su temperatura.

La adherencia también depende de la superficie de contacto con el suelo y del estado del pavimento sobre la cual se circula. Cuanto mayor sea la superficie de contacto entre el neumático y el pavimento, mayor será la adherencia. En pavimento seco un neumático sin o con pocos dibujos ofrece un mejor agarre que un neumático con numerosos dibujos.

Sobre suelo mojado, un neumático de gran tamaño con pocos dibujos corre el riesgo de aquaplanning más rápido. El fenómeno de aquaplanning es la pérdida de adherencia del neumático con el pavimento. Los dibujos sirven para evacuar el agua y evitar así la formación de una ola delante del neumático.

En efecto sobre suelo mojado, un neumático de gran tamaño con pocos dibujos corre el riesgo de aquaplanning más rápido. El fenómeno de aquaplanning es la pérdida de adherencia del neumático con la carretera. Una superficie de contacto reducida a cero equivale a una adherencia reducida a cero. El papel de los dibujos es evacuar el agua y evitar así la formación de una ola delante del neumático, causa del fenómeno de aquaplanning.

¿Qué tener en cuenta en el momento de elegir unas ruedas de moto?

Cada tipo de neumático tiene su especialidad. Por lo tanto, es conveniente definir el uso y las condiciones de uso de su moto para elegir el neumático adecuado.

Por ejemplo: un neumático “sport” no será obligatoriamente el neumático para moto que ofrecerá el mayor agarre si se usa mayoritariamente en cortos trayectos urbanos, en un clima frío y lluvioso. Aunque el neumático “sport” ofrece en teoría una adherencia máxima muy superior a un neumático de carretera, no tendrá nunca la ocasión de lograr esta adherencia máxima ya que no se alcanzará su temperatura de funcionamiento óptimo durante trayectos urbanos cortos.

Sobre pavimento mojado, un neumático “sport” podrá sufrir aquaplanning debido a su falta relativa de dibujos. Para este tipo de uso, un neumático “carretera” será más apropiado. Siendo su temperatura de funcionamiento relativamente baja y rápidamente alcanzada, funcionará en su intervalo óptimo de temperatura y ofrecerá por lo tanto una adherencia superior a la de un neumático sport “frío”. Además, sobre pavimento mojado, reducirá los riesgos de aquaplanning gracias a la importancia de sus dibujos.

La presión de los neumáticos se mide en frío, aproximadamente cada 15 días.

Un neumático frío es un neumático que lleva más de 2h sin rodar o ha recorrido menos de 3 Km a velocidad moderada.

La presión aumenta con la temperatura. Para una medición con un neumático caliente, reste 0,3 bares para tener la presión equivalente en frío.

Una presión correcta

Una presión correcta es esencial para la seguridad, el confort y la longevidad de los neumáticos. Por lo que es importante respetar las presiones recomendadas por los constructores.

Un neumático sobreinflado

Un neumático demasiado inflado presentará un desgate excesivo de la banda de rodamiento central y una disminución de la adherencia debida a una disminución de la superficie de contacto con el suelo, que también causará una mayor inestabilidad de la moto a cualquier velocidad. Además, absorberá peor las irregularidades de la carretera, y por consiguiente conllevará un menor confort. En caso de inflado extremo, hay un riesgo de explosión.

Un neumático subinflado

Un neumático poco inflado se desgatará rápidamente y a menudo irregularmente. Las deformaciones del neumático en respuesta a los esfuerzos mecánicos serán exageradas, lo que puede provocar un deterioro de la carcasa del neumático que puede llevar a su explosión. Estas mismas deformaciones también generarían un recalentamiento que puede llevar al neumático más allá de su temperatura de funcionamiento y por lo tanto reducir la adherencia y provocar o acelerar el deterioro del neumático (carcasa, banda de rodamiento, propiedades de la goma). El inflado insuficiente también se manifiesta por una dirección pesada y una inestabilidad importante de la moto (zigzagueo, tendencia a enderezarse excesivamente al ralentizar sobre el ángulo…).

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *