¿Eres turista o viajero?


Vaya por delante que ambas opciones de conocer mundo son respetables, fantásticas y altamente recomendables, y que llenan el alma de una u otra manera.
Durante muchos años he sido turista. Años en los que, gracias a esta opción, guardo muy bonitas fotos en el álbum de mis recuerdos.
Con los años y la experiencia, he ido pasando de turista a viajero, y por ello, expongo mi punto de vista sobre las diferencias entre ambos:

Turista

El turista es aquél (bajo mi particular punto de vista) que le gusta salir a conocer lugares. Lugares muy concretos sobre los que suele haberse documentado previamente para saber qué es “lo importante” de ver o visitar. Normalmente lleva bastante bien planificada la ruta, dónde alojarse, precios, horarios de transporte públicos, comidas típicas, qué ver, por dónde ir (y no ir). Suele ir a sitios turísticos donde se pone ante sus ojos, un escenario que no siempre coincide con la realidad del lugar o país.

Prima la seguridad y la comodidad, descansar disfrutando de un nuevo lugar

Viajero

El viajero es más propenso a salir de su zona de confort, es decir, lleva menos planificado y deja más a la sorpresa y aventura. Busca en menor medida los puntos más turísticos para centrarse más en la realidad de la zona a visitar, barrios, personas, etc. No sólo pretende ver lo que se le quiere enseñar sino también lo que quizás le quieran ocultar.

Como viajero, me planteo un país o ciudad de destino, no como un objetivo a visitar sino como un rumbo que me permite disfrutar del viaje y del camino casi tanto o más que dicho destino. Evidentemente porque mi preferencia es ir por carretera para poder apreciar los diferentes matices que cambian, muchas veces, de un kilómetro a otro.

Cosas como la seguridad, la comodidad, el descanso, etc., pasan a un segundo lugar en mi lista de intereses, siendo lo más importante, el vivir una experiencia totalmente sincera, real, sin el maquillaje del turismo.

Por supuesto que, como a todo el mundo, me gusta lo bueno, el descanso y la comodidad, aún más cuando consumo mi período de vacaciones en viajar, pero me ha aportado tanto el poner en segundo plato estas cosas que, sin duda alguna, cada vez seré más viajero y menos turista.

Como siempre, gracias por dedicar algo de tu tiempo en leerme…

Deja un comentario