Mejora tu seguridad aprendiendo a situarte correctamente en el carril


En esta entrada reproduzco un artículo muy interesante publicado por canariasenmoto.com sobre la seguridad y la colocación de la moto en el carril.

Una moto y un coche tienen muy poco que ver a la hora de la conducción, y en lo que se refiere a la ocupación del carril, aún más. Situarte con un coche no tiene más secreto que dejar un margen a cada lado, sin embargo, cuando circulamos en moto, dada la estrechez y el poco espacio que ocupamos, elegir correctamente dónde nos situamos en el carril es muy importante para mejorar nuestra seguridad vial.

El lugar más seguro no siempre es el mismo. Dependiendo de cada situación, habrá veces que sea más seguro colocarse en el centro del carril y otras en las que los más recomendable sea hacerlo en los laterales, como por ejemplo a la hora de anticipar la trazada de la siguiente curva o para tener más visión cuando circulamos tras un coche o fila de vehículos.

Además hay que tener en cuenta que los vehículos de cuatro ruedas a veces dejan caer algún fluido que suele quedar en el centro del carril por lo que, por norma general, es mejor circular por alguna de las rodaduras dejadas por los coches que por el centro de la calzada.

Consejos para circular con seguridad en el entorno urbano

En las calles, lo más recomendable es evitar circular pegados a la derecha. Es más seguro hacerlo por el centro de la vía, siempre que sea posible, para ser vistos por los coches que se incorporan en cada cruce. Colocarnos cerca de la separación de carriles es lo más prudente. De esta forma evitamos la zona central de la calzada que suele estar sucia en las zonas de detección del tráfico y, por otra, podemos tener una escapatoria si un vehículo no se detiene a tiempo.

Cuando lleguemos a un semáforo o línea de detención es recomendable desplazarse a la derecha con el fin de evitar ser arrollados por conductores despistados. Si nos quedamos en la zona central tras un vehículo detenido no podremos evitar que nos hagan un sándwich al no poder realizar una maniobra evasiva. Algo que desgraciadamente, cada día ocurre con mayor frecuencia.

Consejos para circular con seguridad en carretera y autopista

Cuando salimos de la ciudad, la ubicación de nuestra moto en el ancho espacio del carril de circulación es primordial. Si tenemos la suerte de tener la carretera sólo para nosotros, aprovecharemos todo el carril abriéndonos hacia fuera a la entrada y ciñéndonos al lateral izquierdo o derecho en medio de la curva. Es muy importante tener en cuenta que en las curvas a izquierda una parte de nuestro cuerpo puede salirse de nuestro carril de circulación al inclinar la moto. Siempre hay que maximizar lo más posible la visibilidad de la curva, con el fin de poder anticipar cualquier imprevisto.

 

En caso de tener que circular detrás de un vehículo, lo más importante es confirmar que nos ha visto a través de los espejos del coche, evitando ponernos en sus puntos muertos. La conexión ocular es fundamental para nuestra seguridad. Lo que no hay que hacer nunca es colocarse en el centro del carril, justo detrás, por varias razones. Comenzando porque perderemos perspectiva de lo que ocurre en la carretera, delante del vehículo: por ejemplo un obstáculo tirado o una mancha de fluidos que puede llevarnos al suelo al no tener tiempo de poder realizar una maniobra evasiva.

Tanto en carretera como en autopista, lo más adecuado es circular cerca de la línea que separa los carriles, a la vista del coche por su retrovisor izquierdo. Esa es la posición más visible para el conductor del coche, podemos ver los que ocurre delante y nos permite estar alertas para cuando llegue el momento de poder adelantarlo de forma rápida y segura.


Fuente: canariasenmoto.com

Deja un comentario