Turquía en moto – Capítulo 1 – De Tenerife a Civitavecchia

Capítulo 1 en Youtube

Por fin llegó el momento de partir, para nosotros los Canarios, ponernos simplemente en el continente y pisar territorio Península, ya supone un viaje en sí mismo.

El 13 de junio zarpamos desde el Puerto de Santa Cruz de Tenerife rumbo a Huelva. Esta vez, por coincidir que la fecha aún no entraba en la temporada alta de la naviera, el itinerario era directo. Otros años, ya más metidos en época estival, esa misma ruta hace escalas en Gran Canaria y Lanzarote.

La travesía de ida siempre resulta mucho más agradable que la de retorno, ya que vas con la ilusión de toda la aventura por delante.

Etapa 1 – De Huelva a Granada

La llegada al Puerto Exterior de Huelva en Mazagón, fue un poco antes de lo habitual, sobre las 19:00, cosa de agradecer porque nuestra previsión era hacer la etapa 1 para dormir en Granada, unos 350 kms.

Ésta primera etapa se nos pasó de maravilla y, en un suspiro, alrededor de las 00:00 estabamos ya en el hotel de Granada.

Etapa 2 – De Granada a Barcelona

Quedamos en salir temprano para aprovechar el día, evitar el calor y llevar margen para cualquier imprevisto ya que nos esperaban unos 850 kms hasta el Puerto de Barcelona al que tendríamos que llegar si o si, porque teníamos el billete de barco hasta Civitavecchia (Italia) esa misma noche.

Y así lo hicimos, a las 07:00 estábamos saliendo del aparcamiento del hotel, con muchas paradas pero cortas para repostar y estirar las piernas.

Sorprendentemente, nunca se me habían pasado tan fácil hacer los 850 kms y llegamos a Barcelona sin ninguna sensación de exceso de kilómetros ni cansancio. Incluso tuvimos tiempo para quedar para unas cañas, con mis grandes amigos, enormes moteros y mejores personas Joan y Chus, y una de nuestras seguidoras incondicionales y amiga Kayres.

Etapa 3 – Del Puerto de Civitavecchia al Alojamiento en Civitavecchia

La salida del barco estaba prevista para las 00:00 pero partió con una hora de retraso.

Con una corta escala en “Puerto Torres” (Cerdeña), el barco recuperó el tiempo perdido y llegamos al Puerto de Civitavecchia en la hora prevista.

Un pequeño problema con la localización de los satélites de mi navegador y algunas calles cortadas por obras, nos retrasaron un poquito la llegada al alojamiento que estaba apenas a unos 2,5 kms del Puerto.

Un recibimiento fantástico por parte del propietario del alojamiento “B&B Parco”, que nos trató como en familia.

Entradas relacionadas

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *