Ruta sugerida: Andalucía, la ruta de los pueblos blancos

La provincia de Cádiz cuenta con una serie de lugares con encanto en los que se puede programar una corta ruta para por algunos de los parajes más bonitos de la Sierra de Grazalema, con pueblos tan conocidos y espectaculares como puedan ser Arcos de la Frontera, el Bosque para acabar nuestro recorrido en la siempre espectacular localidad malagueña de Ronda.

Esta es la conocida como «Ruta de los Pueblos Blancos», que nos llevará desde Arcos de la Frontera, un poco más allá del circuito de Jerez, hasta la localidad malagueña de Ronda de apenas 82 kilómetros de recorrido.

Nos costará muy poco realizar esta ruta, puesto que la carretera por la que transitaremos se encuentra en muy buen estado y apenas hay zonas de curvas, tan sólo la que va desde el bonito pueblo de El Bosque hasta Grazalema, enclavado en el interior del Parque Natural del mismo nombre y con apenas 18 kilómetros de distancia entre ambos puntos de referencia.

El bosque
Grazalema

Si pasamos por Jerez de la Frontera, será en esa dirección en la que deberemos iniciar nuestra ruta hacia Arcos de la Frontera, a donde llegaremos después de recorrer unos 35 kilómetros siempre por una carretera en muy buenas condiciones y prácticamente recién asfaltada.

Arcos de la Frontera bien se merece perder algo de tiempo en hacer una visita y apreciar ya desde el principio las características exclusivas y únicas de esta zona de Andalucía y la situación estratégica del pueblo.

Desde Arcos y por la carretera A-372 enfilaremos en dirección al pueblo de El Bosque, típica población veraniega de la zona que se encuentra a escasamente 37 kilómetros y una vez dejemos atrás este pueblo, continuaremos por la A-372 para dirigirnos a las primeras estribaciones de la Sierra de Grazalema y hasta el puerto de El Boyar, situado a 1.103 metros de altitud.

Arcos de la Frontera

Paradójicamente esta es una de las zonas más lluviosas de España, precisamente por la ubicación de la sierra, que forma la primera muralla natural para los vientos húmedos que soplan desde el Atlántico.

Las vistas en el puerto de El Boyar, a unos 50 kilómetros del inicio de nuestra corta ruta, y a pesar de su escasa altura, son auténticamente espectaculares y aunque llegaremos hasta los 1.200 metros de altitud, pronto iniciaremos el corto descenso hacia Grazalema.

Situada en el vértice del valle del río Guadalete, la población de Grazalema se encuentra en una zona privilegiada, si bien en esta ocasión continuaremos camino por la A-376 para llegar cuanto antes a la localidad malagueña de Ronda, punto y final de nuestro recorrido y uno de los pueblos más bonitos de España, que merecerá una buena parte de nuestro tiempo para realizar una amplia visita por tan idílica población, edificada en una zona espectacular y única, en la que además destaca su puente sobre el río Tajo o su hermosa plaza de toros, en donde la historia suele situar el origen del toreo en España.

Ronda y su serranía, nacida en el período Neolítico pero forjada su leyenda desde la época del reinado Nazarí de Granada, la convirtió en escenario de míticos episodios de la historia de España, desde los Reyes Católicos hasta las historias del bandolerismo que cautivó a sus millones de visitantes a lo largo de los siglos y por ello bien merece que hagamos parada y fonda.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *