Viaje en moto. Centro Europa 2017. Capítulo VIII – De Praga a Budapest pasando por Bratislava.


Viaje en moto. Centro Europa 2017.

Día 27/08/2017. (Día 11 de viaje)

Hoy toca una vez más salir temprano ya que el plan es, llegar a Eslovaquia y visitar Bratislava por la tarde, y así, salir a Budapest al día siguiente temprano.

A poco de comenzar viaje paramos en un restaurante de carretera a desayunar. En principio (por fuera) no tenía demasiada buena pinta, pero en su interior la cosa cambió y la verdad es que estaba bastante bien. Desayunamos dos pasteles de manzana y dos cafés con leche. El trato fue muy bueno a pesar de no entendernos y el precio, (como viene siendo habitual en esta zona) nos sorprende por lo económico. Pagamos con las últimas coronas checas que nos quedaban y reanudamos viaje.

  

Un buen rato antes de llegar a Bratislava (más o menos al pasar por la frontera), una tormenta de viento y lluvia comenzó a pisarnos los talones. Si bajaba de 90 Kms/h, nos empezaba a caer agua, y si pasabamos de 100 Kms/h la dejábamos atrás. Paramos en una gasolinera para repostar y la susodicha tormenta nos alcanzó, por lo que, al reemprender el camino subimos un poco la marcha y escapamos nuevamente de ella.

 

Llegada a Bratislava

La llegada nos sorprendió un poco, la ciudad se nos mostraba moderna y descuidada por partes iguales, lo que no le restaba ni un ápice de belleza e interés. Pudimos ver como convivían en perfecta armonía, edificios grandes y modernos, con casa y edificios bastante antiguos y deteriorados.

Como continuábamos con la tormenta a nuestras espaldas y hacía un viento imponente, decidimos posponer la visita a la ciudad para el día siguiente.

Día 28/08/2017. (Día 12 de viaje)

Visitamos la ciudad antigua, Pequeña pero muy muy coqueta, la parte antigua e histórica de la ciudad se visita en una mañana. La verdad es que nos gustó tanto que nos supo a poco haber terminado la visita tan pronto.

    

Comenzamos viaje a Budapest, todo sin sorpresas hasta llegar a la frontera.

Entrada en Hungría.

En los tres países de la zona (República Checa, Eslovaquia y Hungría), hay que pagar una viñeta para circular por las autopistas, pero las motos están exentas excepto en Hungría que sí pagan las motos. Tomamos la autopista sin apenas darnos cuenta y, ya metidos en ella, no sabíamos dónde comprar la viñeta. Tras aguna pirueta (gracias a la GS) y atravesar alguna mediana indebidamente, logramos acceder a un puesto que las vendía. No se trata (como en otros países) de una pegatina, sino de un recibo en papel que debes llevar contigo durante tu estancia en el país.

Llegada a Budapest

 

Al llegar, como en toda gran ciudad, lo que nos encontramos fue un caos de tráfico. Las coordenadas del camping nos llevaron al otro lado de la ciudad, justo al contrario de por donde entramos, por lo que nos tocó atravesarla completamente. Encontramos que el camping estaba cerrado y, al parecer, desde hace bastante tiempo por la maleza que se encontraba en la puerta. Como curiosidad, habíua una serpiente escachada por los coches en la puerta.

Rápidamente tiramos de móvil y buscamos un alojamiento en la zona. Escogeríamos el Hotel Attila que pronto descubriríamos que tendría sus anécdotas.

 

Vídeo del Capítulo VIII

 

Deja un comentario