Rutas

Escapada a El Hierro Dic 2019

Escapada a El Hierro Dic 2019

El pasado viernes de de diciembre aprovechando el festivo, organizamos una escapada a la preciosa isla de El Hierro. Una isla que, aunque pequeñita, da para mucho en un fin de semana con moto. Llena de paisajes sorprendentes, acantilados, verde, árido, volcánico, prados verdes, en tan pocos kilómetros cuadrados no deja indiferente a nadie.

Quedamos Marcos y Belén, conmigo y María, para desplazarnos juntos desde Santa Cruz al sur de Tenerife, concretamente hasta el Puerto de Los Cristianos, donde quedamos con el resto de compañeros.

Pronto fueron llegando, primero Iván y Conchi, luego Chago. Sólo faltaba por llegar Alessio y su encantadora madre que nos acompañaría. Llegó la hora de subir al barco, estaban entrando ya todos los vehículos y tuvimos que ir para adentro sin poder esperar más al compañero Alessio. Una vez dentro, recibí la llamada de Alessio que tuvo un pequeño problema para embarcar por el documento de identidad italiano de la madre, pero lo solucionó pronto y ya nos encontramos en el lugar donde viajarían las máquinas.

Tras asegurarnos de que quedaban correctamente amarradas, entramos en el interior de la zona de pasaje.

Se esperaba una travesía muy movida porque estábamos en alerta naranja por el mal estado de la mar, y así fue, el barco se movió un montón durante todo el trayecto, lo que nos tenía algo nerviosos por las motos. Afortunadamente ninguno mareamos.

La llegada al puerto de La Estaca en Valverde fue incluso antes de lo que esperábamos.

Ya nos dispusimos en ruta para ir a los apartamentos que teníamos reservados en Frontera.

Una vez en los apartamentos, preparamos lo que llevaba cada uno de picoteo para esa noche.

Fue espectacular, la cantidad y calidad de las exquisiteces, entre ellas, los quesos recién traídos de Italia por la madre de Alessio, el gofio amazado de Iván, almogrote, varios tipos de quesos tiernos y curados, lomo, y sobre todo vino, mucho vino.

Creo recordar que cayeron hasta 5 botellas de vino. Muchas risas y buen rollo nos permitió alargar la noche y pasarla genial.

Una vez dejar todo medianamente recogido, decidimos irnos a cama ya que nos esperaba levantarnos temprano para estar sobre las motos a las 9:00 de la mañana y comenzar a rodar.

A pesar de ser una isla tan pequeña, nos esperaba una jornada larga con muchas cosas que ver y disfrutar, y es preferible salir temprano y disfrutar con calma de los bellos paisajes, que ver las cosas de prisa y corriendo.

Y así lo hicimos…

 

A la mañana siguiente, el día comenzaba con algo de lluvia, cosa que esperábamos pero que a lo largo de la mañana desapareció y nos permitió disfrutar de un día genial.

Comenzamos ruta por una carretera cuaternario preciosa, bordeando parte del acantilado de frontera, con zonas muy verdes y mucho cultivo de uva que daba un tono amarillo otoñal al paisaje.

 

 

Esperando la siguiente aventura…

Paseo 17/11/19 sin planificar

Paseo 17/11/19 sin planificar

El pasado domingo 17 de noviembre de 2019, por medio del grupo de watsapp, quedamos unos pocos para dar un paseo no planifica do por el norte de Tenerife.